Tuesday, December 11, 2007

La Enfermedad es un Negocio.


En mi trabajo tengo el privilegio de conocer muchas personas de distintos paises del mundo, en esta ocasion tuve la oportunidad de conocer al asistente personal de un ganador de un Premio Nobel de Medicina, Richard J. Roberts, charlamos durante un rato acerca de la medicina en Republica Dominicana y de Inglaterra ( confirme lo privones que son los ingleses), en fin, ahi descubri quien era el y le comente de mi blog ( pa echarle un chin de vaina), y me facilito esta entrevista que su jefe, el ya mencionado Sir Richard, le habia extendindo a una pagina de internet.No vale la pena comentar, el lo dice todo.

Tengo 63 años. Lo peor de hacerte mayor es que das por seguras demasiadas verdades: es cuando necesitas nuevas preguntas. Nací en Derby, mi padre mecánico me regaló un juego de química... Y aún me divierte jugar.
Casado, cuatro hijos; uno, tetrapléjico por un accidente, me anima a seguir investigando.


La investigación en la salud humana no puede depender tan sólo de su rentabilidad económica. Lo que es bueno para los dividendos de las empresas no siempre es bueno para las personas. La industria farmacéutica quiere servir a los mercados de capital...
» Como cualquier otra industria.
Es que no es cualquier otra industria: estamos hablando de nuestra salud y nuestras vidas y las de nuestros hijos y millones de seres humanos.
» Pero si son rentables, investigarán mejor.
Si sólo piensas en los beneficios, dejas de preocuparte por servir a los seres humanos.
» Por ejemplo...
He comprobado como en algunos casos los investigadores dependientes de fondos privados hubieran descubierto medicinas muy eficaces que hubieran acabado por completo con una enfermedad...
» ¿Y por qué dejan de investigar?
Porque las farmacéuticas a menudo no están tan interesadas en curarle a usted como en sacarle dinero, así que esa investigación, de repente, es desviada hacia el descubrimiento de medicinas que no curan del todo, sino que cronifican la enfermedad y le hacen experimentar una mejoría que desaparece cuando deja de tomar el medicamento.
» Es una grave acusación.
Pues es habitual que las farmacéuticas estén interesadas en líneas de investigación no para curar sino sólo para cronificar dolencias con medicamentos cronificadores mucho más rentables que los que curan del todo y de una vez para siempre. Y no tiene más que seguir el análisis financiero de la industria farmacológica y comprobará lo que digo.
» Hay dividendos que matan.
Por eso le decía que la salud no puede ser un mercado más ni puede entenderse tan sólo como un medio para ganar dinero. Y por eso creo que el modelo europeo mixto de capital público y privado es menos fácil que propicie ese tipo de abusos.
» ¿Un ejemplo de esos abusos?
Se han dejado de investigar antibióticos porque eran demasiado efectivos y curaban del todo. Como no se han desarrollado nuevos antibióticos, los microorganismos infecciosos se han vuelto resistentes y hoy la tuberculosis, que en mi niñez había sido derrotada, está resurgiendo y ha matado este año pasado a un millón de personas.
» ¿No me habla usted del Tercer Mundo?
Ése es otro triste capítulo: apenas se investigan las enfermedades tercermundistas, porque los medicamentos que las combatirían no serían rentables. Pero yo le estoy hablando de nuestro Primer Mundo: la medicina que cura del todo no es rentable y por eso no investigan en ella.
» ¿Los políticos no intervienen?
No se haga ilusiones: en nuestro sistema, los políticos son meros empleados de los grandes capitales, que invierten lo necesario para que salgan elegidos sus chicos, y si no salen, compran a los que son elegidos.
» De todo habrá.
Al capital sólo le interesa multiplicarse. Casi todos los políticos –y sé de lo que hablo- dependen descaradamente de esas multinacionales farmacéuticas que financian sus campañas. Lo demás son palabras...

4 comments:

Carolin said...

Waooo pero esto es una bomba! El señor Richard está en lo suyo, dijo una verdad que aunque a muchos les duela es tan cierto como que yo me llamo Carolin.

Lo que me a pena es que la salud de los seres humanos sea un negocio, la cura podría existir pero entonces no hay quienes les interesa que exista.

Precisamente hace alrededor de un año una amiga compañera del colegio, murió a los seis meses de tener Tuberculosis y yo quedé tan sorprendida porque algo que puedo ser tan simple llego hacer tan complejo.

Que lastima.

Luis Jerez said...

Interesante no cabe duda. Tanto la exclusiva de la entrevista como lo que en ella se expone. Pienso que si se hablara más de los temas sobre farmecéuticos, las religiones, la política, la economía, y su relación tan cercana a los interes de las grandes corporaciones, creo que los ciudadanos nos educaríamos más y tomaríamos mejores decisiones. Pero claro, tanta oscuridad sobre esos temas solamente logra que se perpetúe la ignorancia a favor del sistema.

Un saludo.

Rom@&ris said...

Certeras y sabias palabras dichas por este señor.

Cheluca said...

Qué lamentable que esto tenga tanto de cierto... ojalá fuese ficción pero es la realidad!
El $ puede más que las buenas intenciones... qué pena!

on Unload="window.alert(" No aguantas un rato mas?")">